Ruta 11: A Coruña

Esta ruta ya es algo más larga que la mayoría. Esta vez nos hemos ido al norte, a A Coruña. Solamente el ir y venir se plantaba sobre 300km, que no está nada mal para un día… Salimos de la Escuela Naval de Marín sobre las 10 de la mañana, buena hora, sin mucho calor ni frío, aunque el día se mostró bastante comprensivo con nosotros durante todo el viaje…

Salimos dirección Padrón, donde nos encontraríamos con otros compañeros para seguir la ruta. Por cierto, se hace saber que las autovías y autopistas no entran dentro de nuestros planes. Solamente en caso de necesitad o falta de tiempo 🙂

Parece ser que este fin de mes nos trajo algunos problemillas moteros… unos no hubo tiempo de solucionar para poder ir de ruta (ese embrague que no llegó a tiempo) y otros, aún con el problemilla latente (cadenas estiradas que dan empujoncitos raros y punto muerto que no quiere entrar y no deja encender la moto), se aventuraron a salir, sí señor !!!

Hicimos una paradita antes de llegar a Coruña, para llenar nuestro depósito (no me refiero al de la moto jjj), acompañado de unos pinchitos de callos.. ricos, ricos. seguimos el viaje…

Por fin llegamos a Coruña. Una ciudad bonita (para mi gusto, no sé para los demás), pero ni el gps encuentra los sitios… La primera parada la hicimos en la Torre de Hércules, qué raro, no? jjjj es un sitio al que hay que ir sí o sí. La verdad es que el clima no ayudó mucho pero aún así el paisaje era espectacular. Nos dimos una vueltita por allí y sacamos algunas fotos y nos fuimos a comer, que ya tocaba!!

Después de haber llenado nuevamente nuestro depósito, salimos dirección al Parque de San Pedro. Si desde la Torre de Hércules hay buenas vistas, desde este parque ya es la leche… Si no has ido nunca, te lo recomendamos… un parque que era una zona militar, en lo alto, desde donde se ve toda la ciudad y la costa. Espectacular…

También intentamos visitar la Plaza de María Pita, pero el gps me volvió a vacilar y nos llevó a un túnel que pasaba por debajo de esa plaza, por lo cual, no llegamos a verla… en fin, para otra vez será, eso sí, sin el puñetero gps. Mejor a la antigua, preguntando 🙂

Ya de vuelta, ahora le tocaba a las motos llenar el bandullo y ya por fin, para casita. No sin antes hacer una paradita en Padrón para un refrigerio y despedida, donde unos tiraban para Boston y otros para California 😉

Nos vemos en la siguiente, más pronto que tarde ✌🏼✌🏼

La vida te ofrece de vez en cuando grandes momentos. Este es uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba